©Titan Desert by Garmin (Javier Martínez de la Puente)

miércoles, 26 de julio de 2017

ETAPA 3 IRONBIKE 17



Etapa 3:Sampeyre - Bobbio Pellice, 88 kms y 2650 mtrs acumulados.
"El lider nos esta exigiendo, no hay respiro..."
Retraso, por sueño. Anoche imposible actualizar blog con etapa 3 porque me quedaba frito...sorry. Hoy ración doble.
La etapa 3, tiene un inicio bestial donde nada más salir del pueblo toca portear en varias rampas imposibles y luego ya empezamos ascensión por asfalto con alguna rampas de mucho desnivel hasta coronar que pillamos pista en dirección descendente para llegar a la "subida imposible" un recta vertical de algo más de un km que este año tenía premio para el que más lejos llegará, claro fue Milton Ramos, eso no hay duda.
Echar la vista atrás en esos momentos de fatiga máxima y ver cómo vamos todos pateando es algo increíble.
Después de esas subida nos tiramos para abajo, bajada de miedo que hago primera parte andando y luego ya a montar, sendero, pista, sendero "invisible" tapado por vegetación y final superrapido para llegar al final del tramo cronometrado. 
Que bien ha ido hoy la cosa, parece que empezamos a acostumbrarnos y el cuerpo empieza a rendir, veremos si dura.
Después mucho tramo de transición por asfalto, y carretera secundaria hasta llegar al inicio de la siguiente ascensión en dirección una cantera, madre mía la cantera...claro aquí sino subimos rampas de 20, 22, 23% no es una subida, eterna, larga y con unas rampas bestiales lo bueno es que ya estamos juntos Roberto y yo y se hace más llevadero, además de ser fuera de tramo cronometrado y poder parar en cada arroyo para refrescarnos, finalmente y aunque no lo parece, acabamos la pista pedregosa y arenosa y llegamos al asfalto, bien ahora si quedan 3kms más de subida para el avituallamiento, interminable.
Avituallamiento vemos las vistas, coincidimos con Chema que también va bien de tiempo, hoy parece que todos marcha y no iremos con el agua al cuello como en la 2.
Sí, eso parecía, empezamos a bajar y encontramos a Chema parado, ha roto la patilla del cambio y la pletina, menudo desaguisado, menos mal que Chema es familia de mcgiver y cambia todo rápido pero el problema es que se sale la cadena de las roldanas y eso hace todo muy difícil, vamos con tiempo, nos quedan unos 20kms con dos bajadas largas.



Bajamos y nos toca subir, es como todas aquí, eterna y larga, nos queda 90 minutos y empezamos la contrarreloj. Confiamos en llegar, remolcamos, pateamos y le damos todo lo posible, coronamos algo pelados y el comienzo de bajada es inciclable así que bajamos a saltos, zancadas o como podemos para ir lo más rápido posible.
Arriesgamos lo máximo y al final entramos en meta y nos sobran... 
...5 minutos!!! Oeoeoeoe
Por los pelos, una etapa que parecía hecha y fácil y al final se complicó pero el trabajo en equipo ha valido, por cierto ha quedado claro quien es el jefe de equipo y sus mochileros, verdad Chema??



Mañana a por más!!
Gracias por el tiempo que dedicas leerme estas locuras...

No hay comentarios:

Publicar un comentario