©Titan Desert by Garmin (Javier Martínez de la Puente)

jueves, 30 de abril de 2015

ETAPA 4

2ª parte etapa maratón

VIENTO ENVOLVENTE
La segunda parte de la etapa maratón, o sea la 4 etapa de esta titan desert ha tenido un denominador común y siempre desagradable para los corredores...EL VIENTO
Como ha denominado un corredor al llegar es un "viento envolvente" porque vayas donde vayas siempre te da de cara...ha estado brillante pero tiene toda la razón.
Eso ha hecho que la etapa se convirtiera en una lucha contra el viento e intentar pillar grupos para ir con ellos.
Dormir en la haima ha sido caótico, hemos elegido de compañero al RONCADOR "number one" del campamento, que crack, así que ha sido complicado el descansar, Roberto se ha ido fuera, ha paseado, hasta encontrar otra ubicación, jejeje, pero lo malo es que creo que el comportamiento de los "titanes" no esta a la altura de la carrera, en fin, algunos están de fiesta y no respetan nada. Levantarnos cargar los sacos en las bicis y hacer algún cambio para que Rober vaya mas ligero y los demás hagamos de mochileros, jejeje, se lo ha ganado
Como siempre salida a todo gas, esta vez solito porque Richard y Roberto salen del cajón de los 50 y me abandonan, me intento agarrar a los corredores que van delante y que son fuertes en el llano, hoy es rodar y rodar, cosa que me cuesta y me aburre, pero esto es así.
Kilómetros a toda pastilla y rodando bien, hoy llegan las arenas y solo es el aperitivo, pero que rollo es hundirte en la arena y no poder pedalear y atascandote, lo graciosas son algunas caídas, te clavas y caes como un saco, en blandito.
Así ha discurrido la etapa, rapidez, aire en contra, psicologicamente te desgasta muchísimo el no poder ir rápido y que siempre te de de cara, así que paciencia y aguantar, ademas la sensación de calor, de sacarral y de sed se multiplica por mucho, el aguda se transforma en "caldo" en menos de 4 minutos, pero hay que beberlo, los geles igual, todo delicatessen.
He retomado la costumbre de rodar con el gran Javi del equipo BUFF, con el que he compartido muchos kms en el desierto y en otras carreras, es una leyenda, pero hoy doy de fe de que también come, había una leyenda urbana de que los BUFF Chemari y Javi no necesitan ropa ni comida ni agua, jejejeje, son casi humanos...
Mañana me pegare a ellos para recibir otra masterclass de navegación.
Al final llegamos, con un calor de la leche, Roberto y Richard ya duchados y a comer, este año elijo el ultimo sitio de la haima, es lo que tiene el llegar tercero.
A recuperar la bolsa y preparar lo de mañana, etapa GARMIN, eso significa que son 102 kms de pura navegación una etapa que da mucho miedo y mucho respeto, pero toca hacerla, aquí casi nadie sabe navegar y seguir los waypoints y eso en medio del desierto puede ser problemático.
Os contare...
Mañana más y mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario